73 años de fútbol e historia

El primero de mayo de 1947 se fundó el Club Deportivo Boca Juniors de Ibagué gracias al exdirigente tolimense Humberto González Ruiz.
Este líder gestionó por todos lados para que su equipo fuera la institución insignia de todo el departamento como lo es hoy en día el Deportes Tolima.
Es por eso, en su onomástico TU ZONA DEPORTIVA habló con el hijo de este dirigente deportivo Humberto González Saavedra, para que nos contara sobre la creación de esta institución que hoy compite en torneos de la Liga de Fútbol del Tolima y en la categoría Senior, como también cómo fue el proceso para que Boca Juniors le diera paso al Deportes Tolima en el Fútbol Profesional Colombiano (FPC).

¿Se cumplió 73 años de vida del Club Boca Juniors?
Para familia es una gran fiesta que hacemos cada año y contribuyendo con grandes jugadores en todas las competencias de la Liga de Fútbol del Tolima y en el profesional.

En todos estos años, ¿qué han logrado para impulsar el club?
Hemos hecho manejo social, escuelas de formación deportiva en 24 barrios de Ibagué muy necesitados, hemos ayudado a que el fútbol de veteranos se impusiera en la ciudad.

¿Cómo nació y se creó el nombre Boca Juniors de Ibagué?
Por cuestiones familiares. Apareció Salatiel Bonilla, un jugador que venía de Boca Juniors de Cali a nuestro equipo que nacía y él le propuso a mi padre el nombre y así se nombró.

¿Cómo ha hecho el club para vivir tantos años?
En la época de mi padre fue el sustento económico total, sin embargo, hubo muchas personas que han apoyado, por eso seguimos haciendo deporte. 

¿En dónde hace presencia el equipo?
Empezamos en el barrio San José, El Bosque y tenemos cerca de 400 niños que compiten en los torneos de la Liga de Fútbol del Tolima. Gracias a la Fundación que creó Emilio Serrano, muchos niños se han recuperado de los malos pasos porque el fútbol es una herramienta que educa.

¿En qué torneos senior están compitiendo?
En Ibagué jugábamos en el torneo de 70 años y fuimos campeones el año pasado en esa misma categoría y en los 60 se trabajó con Simatol. Además, desde hace 12 años hemos jugado torneos de veteranos en Cartagena, La Guajira, Boyacá, Meta, Medellín, Huila, entre otros lugares.

¿Y en niños?
Tenemos dos grupos muy buenos que están ganado experiencia en los torneos organizados por la Liga de Fútbol del Tolima.

¿Cómo ha sido la experiencia en todos los partidos que afronta el club en todas sus categorías?
Es muy bonita porque todos nuestros directivos hemos hechos un gran trabajo que ya es ejemplo a nivel nacional e internacional.

¿Cuál ha sido la clave para seguir vigentes?
El amor, el respeto, la transparencia, no desearle el mal a nadie, hacer las cosas correctas y ser humildes en todos los roles.

¿Qué les falta por hacer?
El sueño que tenemos desde hace mucho tiempo que es una sede social con dos canchas de fútbol, zonas recreativas y en donde podamos tener a todos los niños que forman parte del club y seguir ayudándole porque el deporte es vida, salud y educación.

¿Hay Boca Juniors para rato?

Dios quiera. Tengo fe que Emilio Serrano que nación en la escuela y que hijo que vive en Medellín, trabajen de la mano en este proyecto.

¿Qué nos puede decir del Boca Juniors y Deportes Tolima
Deportes Tolima tiene una historia interesante. Se realizaban los Juegos Nacionales en Cali, en donde mi padre llevó a la Selección Tolima integrada por el Colegio San Simón y demás personas de Ibagué, es decir, que era el equipo del pueblo. En esas justas hicieron una gran representación, pasaba la época dorada del Fútbol Colombiano. En Cali estaba el ‘Tanque’ Ruiz quien vio los partidos de Tolima y le comentó a mi papá que el equipo era muy bueno y que puede conformarse un equipo profesional. Escuchado eso, mi padre se entusiasmó, llegó a Ibagué y empezó a dialogar con las personas.
¿Qué pasó después?
El presidente el general Rojas Pinilla y gobernador del Tolima César Augusto Cuéllar Velandia, por lo que mi papá habló con el Gobernador para explicarle lo del equipo profesional, por lo que dijo que deportivamente era interesante ya que en ese tiempo el departamento era el más sufrido del país en cuanto a la violencia.

Con la violencia, ¿se creó un equipo profesional?
Mi padre fue a Bogotá a escribir el equipo en la ficha, le preguntaron que cómo se iba a llamar, por lo que respondió que Club Deportivo Boca Juniors, pero que no se podía ya que estaba participando un equipo con ese nombre y mi padre dijo que lo inscribiera como Deportes Tolima.

¿Con eso aparece el Deportes Tolima?
Con el Decreto 171-20 del 4 de febrero de 1955  aparece el Deportes Tolima, cuyo enunciado dice: “El Gobierno encuentra empeñado a la campaña de fomento deportivo de acuerdo a los programas expuestos por el presidente Teniente General Gustavo Rojas Pinilla, que el club profesional de fútbol Deportes Tolima (antes Atlético Boca Juniors amateur), en coordinación de los organismos deportivos del departamento, ultima los detalles necesarios para la participación del equipo en el campeonato nacional de 1955, que el Gobierno está en la disposición de apoyar dichos organismos deportivos máxime cuando en breve se inaugurará el estadio Municipal y los recursos que se obtengan del fútbol profesional se destinarán al incremento de todas las ramas deportivas, por lo que se decretó un auxilio de $20.000 al Club Deportes Tolima.

¿Cómo fue la desvinculación de Boca Juniors Ibagué del Deportes Tolima?
Mi padre quería que Boca jugara muchos partidos en todo el país por lo que no hubo problema para que naciera Deportes Tolima en el fútbol colombiano.

Luego de esa desvinculación, ¿se compró la ficha profesional?
La ficha costaba cerca de $30 mil pesos que era mucha plata, por lo que mi padre le dijo: cuántos jugadores tiene un equipo y le respondieron que 11, por lo que él, hizo la contrapropuesta de que le cobraran $1.000 por cada jugador, por lo que fue aceptada y mi padre los pagó.
Luego regresó a Ibagué y visitó a Cuéllar Velandia quien aceptó la propuesta y en un tiempo récord se expidieron dos decretos. El primero el 20 de diciembre de 1954 que dice: El Gobernador del Tolima en uso de sus atribuciones considerando que es palpable la afición popular de fútbol, que en el mes de enero se inaugurará en la ciudad el estadio Rojas Pinilla. Más adelante se menciona que el Club Deportivo Boca Juniors de Ibagué, se ha puesto en funcionamiento el fútbol profesional, para lo cual, ha dado sus pasos definitivos para su financiación y sostenimiento permanente y la creación del club encaminadas al fútbol amateur, que los ingresos y beneficios que reciba el club se aplicarán a los honorarios de dirigentes deportivos o derogaciones que vienen en el programa, que el Gobierno supervisará todo y que el Departamento está interesado en la iniciativa.
En otro punto del Decreto dice, que con cargo de la actual vigencia se autorizó las siguientes derogaciones: $10.000 para el Club Boca Juniors de Ibagué, atienda parte de los gastos de iniciación, organización y sostenimiento de un equipo profesional de acuerdo a los considerados en este Decreto.

¿En qué se utilizó esos $10.000 de la época?
Se pagó la ficha del Deportes Tolima, por eso cuando se ha presentado la situación de que se quieren llevar al Deportes Tolima, soy el primero que salgo a argumentar que el Club no es de personas diferentes, sino que le corresponde a todos los tolimenses porque fue el Gobernador quien entregó esa plata y mi padre dio una décima parte de esa ficha deportiva y por eso no se han podido llevar al equipo.

¿Cómo trajeron a los jugadores argentinos que jugaron en los inicios del Deportes Tolima?
Se viajó con $5.000 a Argentina a traer jugadores entre ellos al arquero Gandulfo, Jamardo, Barbieri, entre otros, quienes jugaban en el barrio y no profesionales, pero fueron figuras en el país.

¿Y luego pasaron jugadores de Boca a Tolima?
Claro, pasaron jugadores como Lopera, Silvio Duarte, ‘Chirris’ Triana, quienes estudiaron en el Colegio San Simón de Ibagué.


Fotos: Suministradas.

Publicar un comentario

0 Comentarios