Llegó a Miami

Un vuelo humanitario procedente de Bogotá llevó a Miami, Estados Unidos, al boxeador tolimense Belmar Augusto Preciado Gómez, en busca de nuevos desafíos en su carrera deportiva.

Luego de ser domiciliario por cerca de mes y medio en Cartagena y de estar dos meses en Ibagué, el deportista empacó sus maletas para seguir su preparación con trabajos más específicos, pensando en próximos combates o por un título mundial.

Para ello, inició hoy en Miami un campamento donde tendrá la oportunidad de guantiar con diferentes rivales con el fin de tener más roce con oponentes.

“Vengo a entrenar y terminar la preparación con guante porque en Ibagué no se podía hacer eso a pesar que tenía un compañero que me ayudaba, pero no con la misma intensidad”, relató Preciado.

 

El anhelo

Sin lugar a dudas es de pelear un título mundial. Ese es el motivo por el que aceptó irse a tierras estadounidenses en donde se le facilitará las cosas.

“El pensado es de prepararme duro para ir por un título mundial, porque el hecho de estar en Estados Unidos se está más cerca a esa oportunidad ya que en el país estaba quieto”, reconoció.

Es por eso que ya tiene programado un combate en el Osceola Heritage Park, Kissimmee, Florida, ante un rival por definir en el peso pluma a 10 rounds que será televisado por Telemundo.

“La idea es de afrontar este combate y seguir con la preparación más dura para ver si llega ese sueño que es de pelear por un título mundial”, recordó.

Sobre so retorno al país y de una próxima velada boxística profesional, el pugilista dejó claro que por ahora “no hay fechas ni planes exactos para el regreso al país porque vengo a trabajar y pelear, esperando siempre a que los promotores y mi mánager mi digan sobre un combate o mi regreso al país”.

 Y desde Estados Unidos, Preciado envió un mensaje a las personas que lo apoyaron durante los dos meses que estuvo en su natal Ibagué.

“Agradecimiento a los entrenadores Raúl y Ernesto Ortiz, a la gerente de Indeportes, Sandra Varón, el del Imdri, Alejandro Ortiz, quienes me tendieron la mano en ese tiempo que estuve en Ibagué, como también a mis amigos que me acompañaron en cada entrenamiento físico”.

Publicar un comentario

0 Comentarios